Salud cita a nuevos aspirantes de la segunda fase del concurso de oficinas de farmacia de Andalucía

La Consejería andaluza de Salud ha citado a nuevos aspirantes de la segunda fase del concurso de oficinas de farmacia. Se trata de 66 aspirantes que tienen previsto el acto de conformidad los días 21 y 29 de febrero y 6 de marzo, ha informado este lunes.

El resto de los aspirantes, hasta completar las 252 oficinas de farmacias restantes para esta segunda fase del concurso, se irá convocando paulatinamente por orden de puntuación. La información está disponible en la página web de Salud ‘www.juntadeandalucia.es/salud’, así como en los tablones de anuncios de las delegaciones provinciales correspondientes.

Se trata del primer concurso público, abierto a todos los farmacéuticos que deseen ser titulares de una nueva oficina, con lo que la Administración sanitaria hace extensible la opción de acceder a este proceso en igualdad de condiciones a todos los farmacéuticos. De hecho, los méritos académicos, la experiencia profesional y la formación postgrado ha sido la medida de baremación establecida. Para ello, se han establecido tres fases diferenciadas en función del perfil profesional de cada aspirante.

FASES DEL CONCURSO

En la primera fase del concurso público se procedió a la adjudicación de las nuevas oficinas a aquellos profesionales titulares de farmacias y con más de diez años de permanencia en municipios o núcleos pequeños o aislados con menos de 1.000 habitantes.

Esta fase ha tenido como finalidad ‘premiar’ la dedicación de estos farmacéuticos al ofrecerles la posibilidad de cambiar de establecimiento. Para esta fase se reservó el 20 por ciento de las 312 farmacias que salen a concurso, de las que han sido seleccionadas un total de 60.

Los días 21 y 29 de febrero y 6 de marzo comenzarán las citas para que los primeros 66 aspirantes de la segunda fase del concurso puedan elegir oficina de farmacia. Esta fase está abierta a todos los farmacéuticos que deseen ser titulares de oficinas de farmacia o aquellos que, ya siéndolo, deseen cambiar de ubicación.

Las siguientes citas para el acto de conformidad, hasta completar las 252 oficinas de farmacia restantes en esta fase del concurso, se irán convocando paulatinamente en la web de la Consejería. De éstas, 12 serán reservadas a las personas con discapacidad que han sido admitidas a la convocatoria y que serán convocadas igualmente por orden de sus puntuaciones definitivas.

Las nuevas farmacias que no resulten adjudicadas en estas dos fases, así como aquellas que se queden ‘libres’ por haber sido sus titulares adjudicatarios de una nueva oficina, (se prevé un número próximo a las 60 farmacias) pasarán a la tercera fase, abierta en exclusiva para aquellos farmacéuticos que nunca han sido titulares de una farmacia.

Las 312 nuevas farmacias convocadas por la Consejería de Salud supondrán un incremento del 9 por ciento respecto al número actual existente (3.550 aproximadamente) y se distribuyen en las zonas identificadas como necesitadas de este recurso por ser espacios de crecimiento de grandes ciudades, zonas de costa que atraen turismo o para cubrir las necesidades de la población de pequeños núcleos. En concreto, se han presentado una media de casi nueve solicitudes para cada una de las farmacias disponibles.

Así, de las 312 farmacias, 124 se ubicarán en zonas costeras y 63 de ellas en zonas turísticas donde se ha producido un incremento importante en el número de plazas hoteleras y segundas residencias; 73 en áreas metropolitanas y 40 en núcleos aislados y zonas con alguna de las excepciones incluidas en la Ley, tales como tener una limitación geográfica por excesiva distancia con la farmacia más cercana.

Por su parte, la distribución provincial es la siguiente: Almería 47; Cádiz 36; Córdoba 16; Granada 26; Huelva 23; Jaén 17; Málaga 72; y Sevilla 75.

Fuente: EuropaPress

Galénika – Diseño de Oficinas de Farmacia

 

CERTIFICADOS DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Medicamentos esenciales, recetas que salvan vidas

La ONG Farmamundi denuncia que 2.000 millones de personas no tienen acceso a los medicamentos. La campaña “Esenciales para la vida”, reivindica desde el año 2008 que la salud debe ser un derecho universal inalienable y no un privilegio. Para los países empobrecidos, éste es uno de los mayores desafíos. Por ello, debemos promover cambios para fortalecer sus políticas sanitarias y eliminar las barreras económicas y comerciales.

En cuestiones de acceso a la salud, se debe priorizar a los países más vulnerables. Para ello, las sociedades más  desarrolladas han de impulsar la obligatoriedad de financiación pública destinada a la salud y garantizar que no se impongan requisitos costosos que imposibiliten este derecho a los países receptores de ayuda. Se debe asegurar una cobertura suficiente de profesionales sanitarios, tecnologías accesibles y fondos necesarios en los sistemas sanitarios. El uso racional de los medicamentos es otro asunto que hay que abordar, controlando la prescripción excesiva o inadecuada y evitando la mercantilización de la salud y de los medicamentos.

La feminización de la pobreza
El 70% de los 1.500 millones de personas que viven con un dólar o menos al día son niñas y mujeres, una brecha de género que se sustenta en diferentes desigualdades como que el 70% de los adultos son analfabetos y el 80% de las personas desnutridas sean mujeres o que sólo un 10% de éstas tengan dinero en propiedad.

Ser mujer, indígena, sin recursos económicos y vivir en un país que atraviesa una situación de guerra o posguerra es sinónimo de un acceso a la salud limitado o nulo. Por ello, las mujeres se deben transformar en agentes activos de sus vidas y que dicha autonomía sea un derecho reconocido.

La subordinación social de la mujer respecto al hombre, en materia de salud, es patente en muchas de las enfermedades que con mayor frecuencia sufren y que son consecuencia directa de dichos factores: problemas asociados al embarazo, el parto y el posparto; enfermedades de transmisión sexual; la malnutrición; las consecuencias de la violencia o las afecciones respiratorias. Pero la experiencia de trabajo con mujeres en países en desarrollo también demuestra que cada avance que se produce en la situación social de la mujer, multiplica por muchos puntos los índices de  salud de su familia y su comunidad.

fuente: www.farmaceuticosmundi.org

www.galenika.es

 

CERTIFICADOS DE EFICIENCIA ENERGÉTICA